jueves, 18 de octubre de 2012

El Día y la Noche de la Prensa

Dejando a un lado toda interpretación política del asunto, vamos a intentar reflexionar sobre cómo los diferentes medios dan una información sobre un mismo tema de una forma totalmente sesgada. ¿Cómo hacer que nuestros alumnos no caigan en esta trampa? Porque no hay ninguna batidora mágica donde podamos mezclar todas las noticias para saber la verdad. 

Los medios de comunicación tienen que reflexionar además sobre un fenómeno que cada vez está más en boca de todos, la importancia de las redes sociales y el microblog (Twitter) en la expansión de las noticias. 

Vamos a poner un ejemplo:

Esta es la interpretación de diferentes periódicos sobre la manifestación frente al Congreso del pasado 25 de septiembre de 2012:


Y esta es la crónica de Nodo50, una web de contrainformación en Internet (¿alguna diferencia entre este medio y los "oficiales"?)


Y para pasar a otro medio de comunicación, dos videos:






Las preguntas que os lanzo y volviendo a insistir en dejar a un lado el carácter político del asunto:

  • ¿De quién nos fiamos?
  • ¿Es la verdad lo que se publica?
  • ¿Existe la objetividad en los medios?
  • ¿Hay algún poder detrás de los medios que haga que esta objetividad se vaya al traste?

Una última reflexión de Abraham Michael Rosenthal (editor del New York Times:
 
La objetividad periodística: una pretensión tan desmedida como la de aprisionar el reflejo de las aguas de un río, que en un instante son y en el siguiente dejan de ser. Sin embargo, esa objetividad es la garantía que el lector busca para poder creer.


27 comentarios:

  1. Yo personalmente voy camino de cumplir 10 años que vivo sin tv y uno de los motivos que me hizo cambiar de hábitos fue este. Los medios informativos que utilizo para conocer la “realidad” actual son prensa, digital y en papel y radio. Pero reconozco que por mi carácter y personalidad vivo un poco aislado de toda información. ( Me enteré de la convocatoria 25S y los posteriores disturbios cuando estaba dando una vuelta por El Retiro y escuché el sonido de las escopetas de bolas)
    En determinados artículos o noticias está claro que no existe tal objetividad pero ahí está la libre elección de cada persona para leer un periódico u otro. Me imagino que esta falta de objetividad viene marcada por el interés personal del director o comité directivo del periódico y por el que ponga la pasta para que la rotativa “funcione”. En algunos casos y con el avance tecnológico este tipo de manipulación mediática será más difícil de mantener. Hoy en día el ciudadano se convierte en informador con su cámara. Y no es un solo medio son cientos o miles de informadores. Recientemente hemos visto ejecuciones en Libia grabadas con un móvil..
    Yo iría un paso más allá. Me explico.
    El problema que detecto actualmente en mis alumnos es la falta de criterio. Un paso anterior a la manipulación. Escuchan campanas, en la tv o porque lo comenta un colega en el parque y no se preocupan en profundizar más en la información. Repito, en la tv o en el parque. En ningún otro sitio.
    -“Profe mañana hay huelga de estudiantes y yo no vengo a clase. Cuando la convocatoria era para empleados de metro.(El chaval vivía al lado del colegio)”
    Lo primero que tenemos que hacer es sensibilizar al alumno en la importancia de contrastar información y más si le afecta directamente. Y no creerse lo primero que le diga cualquier pelagatos que pase a su lado. Y cuando se adquiera este hábito podremos entrar a debatir si los medios manipulan o no.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a partir desde la base que creo que nada, en esta vida es objetivo al cien por cien, siempre termina primando los sentimientos y lo que es peor los intereses, que pueden ser tanto económicos, politicos... En cualquier medio de comunicación manda quien paga, esto es desgraciadamente siempre así. Por lo que las noticias se ven influenciadas por los directivos mostrando dos noticias totalmente opuestas sobre un mismo hecho. Todo depende del color del cristal a través del que se mire. Las cadenas públicas, por ejemplo, nos muestran los hechos bajo los ideales del liderazgo político actual.
      Una película que me hizo reflexionar sobre este tema y que me termino de abrir los ojos, si es que aún no lo estaban del todo, fue V de vendetta, en la que se muestra a una población que vive engañada y manipulada a través de los medios de comunicación. Los cuales son capaces de distorsionar tanto la realidad hasta crear otra totalmente distinta. Os animo a que la veais, si aún no lo habeis hecho pues trata temas muy cercanos y palpables en la sociedad en la que vivimos.
      Ser capaces de distinguir entre objetividad y engaño depende de nosotros, si lo piensas cada uno lee, escucha y ve aquello que bajo su punto de vista y su opinión se corresponde con la realidad, su realidad subjetiva, aunque esto se encuentre lejos de la más objetiva realidad.
      Trasladando el tema de la objetividad de los medios de comunicación a algo tan importante como la educación, es cuando te das cuenta de la importancia de desarrollar unas buenas actitudes críticas hacia lo que nos rodea desde que somos pequeños. Esto nos ayudara a evitar ser engañados y manipulados por aquellos medios de comunicación cuyos intereses van más alla de transmitir la pura realidad.

      Eliminar
  2. Antonio Alvarez

    El término objetividad es muy relativo cuando hablamos de información en los medios de comunicación y debería ser el estandarte de todos los medios de comunicación.

    La objetividad está en manos del mejor postor, es decir, los medios de comunicación prefieren ganar dinero o audiencia, que dar una información clara y de calidad.

    Hoy en día es muy difícil encontrar en los medios de comunicación una información objetiva y clara. Esto se debe a que los medios de comunicación están dirigidos por grandes e importantes empresas, y lo que realmente les interesa es ser el informativo más visto, tener la mayor tirada en periódicos, etc.

    Pienso que la solución está en nosotros mismos, tenemos que ser críticos con lo que vemos en televisión, con lo que leemos en revistas o periódicos y con lo que oímos en radio.

    Antonio Alvarez

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Creo que lo más difícil de conseguir a la hora de redactar una noticia es la objetividad. Muchas veces, involuntariamente damos nuestra opinión y esto hace que pierda objetividad. Por lo tanto, pienso que toda la información está sesgada y que no hay objetividad alguna en los medios de comunicación. El motivo de ello creo que es la dirección ideológica que rija dicho medio, según la ideología de este la noticia se narra de una forma u otra. Si no no tenemos más que ver la misma noticia narrada por ejemplo por “El Mundo” y por “El País” y veremos lo diferentes que pueden parecer.
    Por este motivo, llega un momento que ya no sabes que creerte y que no de lo que ves en los medios de comunicación. En realidad, no sabría cómo hacer que los niños no se fiasen de todo lo que ven en los medios porque yo misma hay veces que no sé que creer y que no. Lo único que se me ocurre es hacer una comparación entre dos o más noticias, como se ve arriba, pero con noticias más sencillas para que ellos mismos puedan apreciarlo.
    A la pregunta que has lanzado acerca de en qué nos tenemos que fiar, yo contestaría que de lo único en lo que te puedes fiar realmente es de tu propia lógica y de los datos irrefutables. Cuando te cuentan dos versiones totalmente distintas de algo al final lo que te lleva a pensar de una forma u otra es la lógica.
    Por otra parte hay una alusión a las redes sociales. Debo decir que ha habido veces que me he enterado de sucesos importantes por Twitter, y es increíble la forma en que todo el mundo da su opinión, hasta tal punto que me han hecho dudar de si lo que leía era la misma noticia.
    Para finalizar, creo que es un tema difícil porque todo el mundo sabe que los medios de comunicación no son del todo objetivos, pero creo que no a todo el mundo le molesta este hecho y de la misma manera cada día el "cóctel de opiniones" que se puede ver en las diferentes redes sociales es más y más grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Objetividad: se plantea como el principal "objetivo" de la información. Sin embargo, este planteamiento me resulta vacío. Incluso, si hablamos desde un punto de vista fotográfico, nos encontramos que las imágenes captadas de un mismo instante, hecho y lugar, varían según la cámara utilizada, el propio objetivo, la apertura del diafragma (siempre que apaguemos el dichoso automático), etc. En fin, que esto de la objetividad está muy bien como concepto abstracto; pero, como meta realizable se vuelve francamente inalcanzable (lo cual, a mi modo de ver, no solo no supone un problema, sino todo lo contrario: qué sería de nosotros si lo mirásemos todo siempre del mismo modo frío y lejano). Sin embargo, una cosa es la subjetividad propia de la acción humana y otra es la manipulación intencionada de la información para conseguir unos "objetivos" particulares e interesados. En este sentido, se podría decir que los medios están vendidos a las cifras de ventas, al "share", o como queramos llamarlo. Pero es curioso que esto se plantea en lo referente a la información pura y dura, lo que llamamos las "noticias". Es bien cierto que, si el público demanda futbol, tenemos unos telediarios que han pasado de cinco a veinte minutos de cristianos y mourinhos. Es bien cierto que las noticias del corazón (yo lo llamaría intestinos, o esfínteres, o qué se yo) se han introducido en el campo de las llamadas "noticias serias". Sin embargo, no puedo más que poner en duda esa máxima de la oferta que responde a la demanda. En la mayoría de los casos, y esto es muy claro en publicidad, la oferta es la que intenta generar demanda, sea por el medio que sea. Por ello, en el caso de la información, tengo una opinión bastante formada que me lleva a concluir que las manos que mueven los hilos de los medios se parecen más a las manos de un timador que, con una mano nos muestra una estampita brillante y bien coloreada mientras que, con la otra, nos saca la cartera del bolsillo y se lleva lo que quiere (ya sea nuestros escasos ahorros, nuestros votos o nuestra conciencia). Y, en cuanto a lo de la micro-información, o la democratización de la información a través de la red, lo mismo me da, sigo teniendo mis dudas. No creo que el individuo particular sea más libre, más puro o más veraz que un medio tradicional. Además, este tema nos plantea otra difícil cuestión ya planteada por Iñaki: el CRITERIO. ¿Qué leemos? ¿Qué escogemos de entre la maraña de opiniones? ¿Qué creemos? O, ¿quizás no debemos creer en nada y a nadie? ¿Hemos de convertirnos en seres nihilistas, cínicos, despegados de la realidad ajena? No se, tal vez sea mejor tragar la basura que nos sirven en el plato para poder dormir como ovejitas dóciles en el redil...
      Ahora, después de este discurso tan "optimista", me voy a permitir dar una respuesta: EDUCACIÓN.EDUCACIÓN.EDUCACIÓN. (Lo pongo por triplicado por si Wert no se ha enterado).

      Eliminar
  6. La objetividad en los medios de comunicación hoy en día es hablar de todo menos de dicho termino.Da lo mismo de que medio de comuncicación recibamos la noticia, porque seguramente no sea igual. Debemos tener en cuenta también que un periodista puede ser objetivo en un artículo o en una tertulia, pero debemos saber que siempre va a estar supervisado por un jefe a su cargo que es la persona que decide la forma y manera de contar la noticia.

    ResponderEliminar
  7. Personalmente, con cualquier noticia o información, sea del tipo que sea, no podemos fiarnos únicamente de un artículo o de un medio de comunicación. Creo que debemos informarnos a través de diferentes fuentes para conocer y comparar todos los puntos de vista y a partir de ese momento poder crear nuestra propia opinión. Algo que hoy en día nos facilita esta labor, es que gracias a las diferentes redes sociales, tenemos acceso a todo tipo de información. Es evidente, que resulta difícil saber si es verdad o no, pues en algunas ocasiones, solamente nos muestran una cara de la noticia, por eso es importante contrastar diferentes fuentes y crear nuestra propia imagen de la realidad. Es fundamental que nuestra opinión pueda ser argumentada, ya que las cosas no son porque sí o porque no.
    Respecto a la objetividad… tanto en los medios como en nuestra propia vida, es difícil ser objetivo. Depende de la medida en la que nos afecte o estemos implicados en una determinada cuestión, podremos ser más o menos objetivos. También es importante mencionar que no absorbemos toda la información que recibimos, pues ésta es filtrada por nosotros mismos y finalmente solo recibimos una parte.

    Esther Villanueva López 2º Ed. Primaria (Semipresencial)

    ResponderEliminar
  8. Estela Lupión Rodríguez24 de octubre de 2012, 23:18

    Siempre se ha dicho que los medios de comunicación son “el cuarto poder”. Desde siempre han sido determinantes en la formación y el control de la conciencia social de los pueblos.

    ¿Quién está detrás de los medios de comunicación?
    El capital, por supuesto, o lo que es lo mismo, los grandes grupos editoriales. En nuestro país, apenas un puñado aglutinan a todos los medios que conocemos; algunos de estos grupos incluyen en sus filas a medios tanto de izquierdas como de derechas, por aquello de que “ la pela, es la pela”, y entre los propietarios, desde constructores hasta directivos de clubs de fútbol.

    ¿Es verdad lo que se publica?
    En incontables ocasiones la información es sesgada o sectaria. Pero no olvidemos que aún existe el periodismo comprometido. En países dictatoriales, desde el propio poder, la información es adulterada o absolutamente falseada, cuando no, es amordazada y muchos periodistas y fotógrafos de prensa pierden la vida intentando contar al mundo la realidad que se vive en sus países. Hoy, las guerras nos parecen todo lo espeluznantes que son, gracias a la imágenes que recibimos de ella, en tiempo real y por las propias víctimas: los pueblos que las padecen.

    ¿Existe la objetividad?
    La mejor respuesta que se me ocurre es la reflexión que hace al respecto la filósofa Victoria Camps:
    “Informar, no es tan distinto de opinar, decidir el objeto de la información, es dar una opinión. Pero decidir la forma, extensión e imagen que debe tener dicha información es manipular la realidad, porque no se informa por informar, ya que el informador está eligiendo la información que va a transmitir y a qué público la va a dirigir. Nadie habla en el vacío.".

    ¿De quién nos fiamos?
    De nosotros, de nuestro criterio. No debemos olvidar que los hechos son sagrados y la opinión libre.
    Los datos están ahí, debemos tener la madurez suficiente para juzgarlos por nosotros mismos. Si la información, nos parece sesgada, debemos buscar más información, cuantos más elementos de juicio poseamos más nos acercaremos a la verdad.

    Estela Lupión Rodríguez. 2º Ed. Primaria (Semipresencial).

    ResponderEliminar
  9. ¿De quién nos fiamos?
    De nadie. O mejor dicho, de aquellos medios cuyo perfil político se asemeje a nuestros ideales y sus mentiras nos pasen por aceptables. En España, antes de leer una noticia hay que mirar la cabecera para saber qué orientación va a tener. Con el tiempo, una llega a tener cierta experiencia y consigue adivinar la línea editorial que va seguir cada grupo mediático en un determinado asunto por anticipado. Por desgracia, el panorama audiovisual español responde a un modelo de amiguismos, intereses, subvenciones, amistades.. Se hace indispensable saber quién es el que está detrás de la "información", qué intereses tiene, qué amigos...En el caso de medios públicos, qué presidente de comunidad autónoma es su máximo responsable

    ¿Es la verdad lo que se publica?
    En parte si y en parte no. Es difícil distinguirlo. Es conocido el dicho de que hay que ver diversas publicaciones para ver la película de lo que realmente ha pasado en un asunto. Pero cuando sabes que todas las publicaciones tienen línea editorial y te van a mentir si hace falta, me temo que ni siquiera así se consigue.

    Al final qué pasó en la manifestación; ¿La policía se propasó, los manifestantes se propasaron o ninguna de las dos? Ni siquiera la respuesta tibia de "un poco de todo" me vale. Hay que tener en cuenta que incluso un medio sesgado puede contar un día la verdad...Puede que de verdad los policías quisieran divertirse a costa de los pobres manifestantes. O puede que los manifestantes quisieran dar un golpe de Estado.

    ¿Existe la objetividad en los medios?
    Si alguien conoce un medio objetivo en España, le reto a que lo ponga aquí y le invito a cenar.

    Quiero pensar que hay países en que la cosa es mejor, aunque también quiero pensar que hay países que están peor.

    ¿Hay algún poder detrás de los medios que haga que esta objetividad se vaya al traste?
    ¿Detrás? Quizá detrás. Quizá codo con codo. A veces incluso pareciera que es el poder mediático el que está detrás del político.

    Cabe preguntarse si realmente el monstruo no lo hemos creado nosotros mismos. Está claro que casi todo el mundo tiene una preferencia política en este país. Elegimos partido político como elegimos equipo de fútbol. La gente demanda esa información sesgada y rechaza todo aquello que vaya contra "su equipo de fútbol".

    ¿Que ocurriría con ABC si cambiara de sesgo político y empezara a criticar al Rey y al gobierno del PP? Seguramente desaparecería en cuestión de meses. Sus lectores le abandonarían y los lectores de El País nunca se fiarían de ellos

    Laura Muñoz Falceto. 2º Educación Primaria Semipresencial.

    ResponderEliminar
  10. Estoy de acuerdo con la opinión de mi compañero Iñaki cuando dice ¨En determinados artículos o noticias está claro que no existe tal objetividad pero ahí está la libre elección de cada persona para leer un periódico u otro.¨Personalmente me centraría en dicha libertad de elección para añadir que desde mi punto de vista hoy en día comprar un periódico o buscar una fuente de información para ¨acercarnos¨a una noticia,es como acudir al mercado a comprar un kilo de carne...Tienes tal variedad donde elegir que es difícil no encontrar aquello que BUSCAS y resalto esta palabra porque creo que somos nosotros los que buscamos lo que queremos oir o leer...Nosotros consuminos..ellos (los medios)nos venden..y que yo sepa aquello que no se consume se deja de vender..Por lo tanto yo pienso que esta cuestión de la objetividad de los medios es como el pez que se muerde la cola y haría la siguiente pregunta:
    ¿son los medios los que nos son objetivos o somos nosotros los que hacemos que ni busquen serlo?.Tengo mis serias dudas...
    Lucía Lahiguera Tomé.2ºed.primaria semipresencial.

    ResponderEliminar
  11. ¿Realmente esperamos que los medios de comunicación nos cuenten "la verdad"? Es un término trabajado por los filósofos de todos los tiempos. Ortega y Gasset decía que la gran cuestión sobre la verdad es cómo (...) puede y tiene que pretender ser (...) sin relatividad, absoluta." Aristóteles decía "afirmar lo que es y negar lo que no es, es lo verdadero".Recientemente he terminado el trabajo de Análisis de Películas sobre Black MIrror (aprovecho el paréntesis para recomendar a todos que la veáis) y en el tercer capítulo hay una frase en el sentido inverso: "no todo lo que no es cierto es mentira".

    La verdad es poliédrica, tiene tantas caras como personas se enfrenten a ella, con su propia subjetividad.

    Los grandes medios están controlados, como bien apunta Estela, por grupos. Que por cierto, cada vez son menos, con lo cual el pluralismo está cada vez más limitado. Y los grupos están fuertemente vinculados a opciones políticas concretas.

    Quién nos cuenta la verdad... casi todos. Pero sólo una pequeña parte de la verdad. Incluso si aportasen una visión objetiva de los hechos, sólo nos la darían de aquella parte de los hechos que a ellos les interesa que conozcamos, obviando el resto de la información. Estamos acostumbrados a cortes de entrevistas con frases sacadas de contexto, por ejemplo.

    ¿De quién nos podemos fiar entonces? De ninguno en términos absolutos.

    La única forma de hacernos una idea más global de los acontecimientos es dar toda la vuelta al poliedro: informarnos a través de fuentes de distinto signo político, contrastar información en cabeceras pertencientes a distintos grupos, seguir en Twitter a líderes de opinión de diferentes tendencias... y a partir de toda la información recibida, formar nuestra propia opinión.

    ResponderEliminar
  12. Partiendo de la base de que no es posible una objetividad como tal en los medios de comunicación porque las noticias vienen dadas por personas, y éstas de forma inconsciente inclinan la noticia hacia un sentido o hacia otro, y que además existe una fuerza manipuladora en función del medio oficial en el que se introduzca esa noticia por norma general, podríamos decir que la verdad, o mejor dicho, la realidad sobre esa noticia tiene que surgir de la búsqueda e investigación por parte del receptor y no centrarse sólo en un medio o conformarse con una sola opinión.

    Es lógico que no vamos a investigar sobre todas las noticias que nos llegan día a día, pero sobre aquellas importantes y que nos afectan a los ciudadanos, como decisiones políticas o acontecimientos, sería mas que satisfactorio para poder tener una idea propia (y apropiada) y no una impuesta.

    Por ello, microblogs como twitter y redes sociales tienen cada vez más importancia: primero porque la noticia nos llega a tiempo real. Puedes ver un conjunto de opiniones diversas sobre algo concreto con mucha información multimedia como vídeos o fotos que facilitan el que cada uno pueda tener su propia idea de lo que es y normalmente no alejado de la verdad. Y facilita el contrastar opiniones pues obtienes mucha más información que sólo ciñéndote a lo que puedas leer en un periódico o viendo en un canal de tv.

    ¿De quién nos fiamos? de uno mismo una vez hayamos investigado y contrastado opiniones. ¿Es verdad todo lo que se dice? sólo a medias si nos fijamos sólo en una parte, ¿existe la objetividad en los medios? no dudo que haya gente que lo intente, pero no es al 100%, y desde luego, de los sitios oficiales por norma general no vamos a encontrar objetividad. Pienso que donde menos popularidad hay si se puede apreciar mas objetividad (a excepción de internet, esto va más referido a radio, televisión y periódicos). ¿Hay algún poder que haga que esta objetividad se vaya al traste? si, por supuesto. A veces de la propia editorial o directores del canal, otras de partidos políticos; el caso es que imponen hacia dónde ha de dirigirse esa noticia y qué sentimiento desea despertar en el receptor. Un ejemplo claro de manipulación: el dueño del bar que en una manifestación protegió a las personas que estaban dentro impidiendo el paso a los antidisturbios y lo que pusieron al pie de foto en un periódico es que se enfrenta a quienes lanzaban objetos en su establecimiento. La mentira se publicó en un periódico nacional importante. La verdad comenzó a aparecer en twitter.

    Sin embargo, y ésta es mi última reflexión, es que la realidad es que la gente se deja manipular según de quién venga dada esa noticia. A veces no es necesario un periódico para que la gente se cree en su mente una idea equivocada, sino que alguien cercano lo crea. Y ese es el verdadero poder de los medios de comunicación: si logra captar a unos pocos, el boca a boca hará que aumente la cifra, porque vivimos en una sociedad en la que poca gente trata de pensar por sí misma. La prueba esta en que mucha gente, a sabiendas de cómo manipulan los medios, se siguen creyendo lo que se les dice y si no lo creen, no hacen nada por saber qué es lo que realmente esta ocurriendo.

    Creo que la solución no está en dejar de ver las noticias o no leer el periódico. Está en contrastar la información, en preocuparse. Porque.. ¿como vamos a darnos cuenta sino de que existe esa manipulación si no somos conscientes de hasta qué punto modifican una noticia? ¿cómo se puede criticar algo que no se conoce o sólo se conoce en parte?. Creo que la cuestión está en no conformarse con una sola versión.

    ResponderEliminar
  13. Creo que la objetividad en los medios de comunicación apenas existe ya que cada medio decide cómo y qué publicar dependiendo de quién esté detrás de ello (editoriales, directores)de cada periódico y lo que quieren o no que se sepa y se publique. Estoy de acuerdo con lo que dice mi compañero Antonio, lo que importa realmente a las empresas, las editoriales... es que sea el más leído, el que tenga más audiencia y el que gane más dinero en lugar de informar de una manera clara y objetiva, reflejando la realidad, sin manipular de ninguna forma la información.
    Por lo tanto es importante que cada uno juzguemos por nosotros mismos que información es sesgada, contrastando con fuentes distintas y no quedarnos únicamente con una información, sino sacar una conclusión de todas ellas.

    ResponderEliminar
  14. Débora Vaquerizo Santurde28 de octubre de 2012, 5:45

    Desde mi punto de vista, la opinión pública en ocasiones recibe tanta información que es incapaz de reconocer las erróneas o no, las que están manipuladas y las que no. Precisamente todo esto, hace que el espectador no tenga la capacidad suficiente como para asimilar y procesar esa información y no es capaz de discriminar lo bueno de lo malo.
    Ahora bien, el receptor de la información, es soberano en cuanto a su libertad de elección de medios de comunicación.
    Ahora bien, la función de los medios de comunicación es la de formar, informar y entretener.
    Cada medio tiene su forma de tratar el material informativo, así la emisión de una noticia en televisión, puede durar unos minutos, en ese tiempo hay que comunicar al telespectador el qué, cómo, cuándo y el por qué de la noticia. Inevitablemente el hecho se va a ver seccionado o mutilado, ya que, por muy buena que sea la labor de síntesis, siempre van a faltar elementos imprescindibles que permitan al telespectador formarse un juicio exacto del hecho difundido.
    De este modo, es necesario tener en cuenta que no se puede condicionar la voluntad del receptor, pues los medios ofrecen contenidos muy variados, y el destinatario de los mismos es el que tiene la facultad de seleccionarlos o elegirlos.
    Ahora bien, no es menos cierto que algunos medios de comunicación, son capaces de crear elevados índices de audiencia difundiendo informaciones que rozan en algunos casos los límites éticos de la cultura de la información, llegando a ocasionar conflictos entre el derecho a la intimidad personal y el derecho a la libertad de comunicación.

    ResponderEliminar
  15. Es muy difícil saber a que medio de comunicación creer, porque siempre nos enseñaran lo que ellos quieren que veamos, ocultándonos información o contando verdades a medias.

    Aunque no queramos hablar de temas políticos, casi siempre está detrás. Nosotros somos libres para escoger el medio de información, comprando el periódico que queramos o viendo una determinada cadena de televisión, pero claro, eso tiene un problema aparte, que nos cuentan lo que queremos oír, o lo que piensan que queremos oír, o simplemente lo que les interesa que sepamos, dependiendo de sus intereses.

    Los medios intentan manipularnos, y es algo fácil ya que tienen un cierto control sobre nosotros.

    Lo único que podemos hacer el leer distintas opiniones y sacar nuestras propias conclusiones, aunque sean erróneas, al menos no es lo que "ellos" quieren que creamos.

    ResponderEliminar
  16. Considero que ningún medio posee cien por cien de objetividad, ya que cada uno decide, a su manera, cómo y de qué manera transmitir información (con la influencia de editoriales, directores...). Por ello, no debemos ceñirnos únicamente a un medio de comunicación (con su ideología política respectiva); sino que deberíamos informarnos a través de diferentes vías y construir nuestras propias opiniones y conclusiones.

    Para que nuestros alumnos sepan sacar sus propias conclusiones y no caigan en esta trampa, deberíamos hacerles partícipes de la actualidad diaria proponiéndoles recolectar información de diferentes medios para que así aprendan a construir sus propios pensamientos e ideas de una manera personal y objetiva. Así verán que cada medio enfoca la noticia de una manera diferente y les hará pensar (o al menos lo intentarán)en el motivo real de ello.

    También decir que dentro de esa objetividad, influye (de forma positiva o negativa, como se quiera ver) el periodista que vive la noticia y la redacta. Cada persona es un mundo y por tanto, no todos vemos y sentimos lo mismo ante un hecho. Eso también puede ser un punto a reflexionar acerca de la objetividad.

    En definitiva, los medios de comunicación están muy manipulados; cada uno defiende sus propios intereses y transmite la información de manera diferente. Deberíamos abrir nuestra mente y seleccionar información para así construir nuestra propia noticia, de manera personal y constructiva.

    ResponderEliminar
  17. La información que podemos obtener de los distintos medios de comunicación, en efecto, puede estar sesgada debido a la influencia de partidos políticos, grupos ideológicos y por intereses económicos. Por esta razón debemos contrastar la información que publican los medios recurriendo a distintas fuentes.Sino correremos el peligro de ser sutilmente manipulados al igual que en la película "El show de Truman".

    Blanca Pinillos Hernández. Alumna del Grado en Primaria Semipresencial.

    ResponderEliminar
  18. Yo creo que lo primero que debemos de hacer es tener claro y hacer tener claro a nuestros alumnos la diferencia que hay entre opinión e información, ya que en todos los medios se tratan de ambos temas y muchas veces los mezclamos, o nos los mezclan sin darnos cuenta, ¿no opináis así?
    Sobre que es verdad o que es mentira, que es información manipulada o que no, soy más de la opinión reflejada por Rafa, en la cual un mismo suceso puede verse de distinta manera dependiendo de la forma en la que lo mires.
    Pero lo que no estoy de acuerdo con ninguno es con que la verdad es la conclusión que tu saques de todo lo que ves y oyes, porque eso solo será tu verdad, si la comparamos y constatamos con mi verdad nos daremos cuenta de que la objetividad dependerá de tantos factores que no nos pondremos de acuerdo.
    Por lo que la objetividad no existe como tal, y lo que debes de hacer es cuanto más informarte por más medios distintos (tv, radio, twitter, otros canales...) y cuanto más plurales sean, más datos tendrás y más realidades sabrás, pero nunca, una verdad absoluta o sea una objetividad absoluta.

    ResponderEliminar
  19. Desde mi punto de vista, dependiendo del periódico y de su editorial, las noticias se presentan con caras diferentes.La noticia en sí, es un hecho real que ha ocurrido pero que se plasma en el papel haciendo hincapié en aspectos distintos de esa noticia.Mientras que en el periódico el mundo, la razón y el ABC centran la noticia en la convocatoria ilegal y en la irresponsabilidad política por parte de los grupos convocantes y en la agresividad de los manifestantes ante la policía que protegen al congreso ante un posible asalto, en el País y otros periódicos consideran la manifestación como una consecuencia derivada de la crisis económica en España y hacen especial énfasis en la agresividad de la policía en contra de los manifestantes.
    Sinceramente, creo que la noticia es objetiva aunque los enfoques dependiendo de las editoriales son bien distintos.
    Estoy con Iñaki en que para tener una opinión crítica es preciso leerse las distintas opiniones de distintos periódicos, radio etc... para poder tener una opinión personal sobre el suceso.
    Todos sabemos que detrás de los medios existen las personas, y como consecuencia de ello, las opiniones personales e ideologías de cada uno de ellos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Los medios de comunicación en la mayoría de los casos no respetan la objetividad. Se involucran en las noticias y las manipulan en función de sus intereses. Debería de existir la objetividad en los medios de comunicación. Bastaría simplemente con transmitir una información que describa lo sucedido, sin opiniones y sin reflexiones personales. Debemos de educar a nuestros alumnos a que al menos sean conscientes de esta manipulación y que sean críticos con la información que reciben. Para ello se debe de escoger el medio en que se quieren escuchar las informaciones.
    Alejandra Pastor Guzmán 2º Educación Primaria Semipresencial

    ResponderEliminar
  21. La objetividad no existe. No existe en absolutamente ninguno de los ámbitos de nuestra vida, por lo tanto, menos todavía en los medios de comunicación con el poder que tienen. Los medios intentan manipularnos, simplemente porque ellos lo están. De todas maneras, hoy en día hay una gran variedad de cadenas, periódicos...(no como hace unos años que había uno de una única ideología) y sabemos perfectamente qué apoya cada uno y de qué pie cojean. Por lo tanto, tendremos seguramente, el medio que se adapte a nustros pensamientos y el que nos convezca más. La libertad de prensa nos ofrece una información "a la carta" y podemos elegir la que más nos guste.
    Resumiendo, no veo una gran problema en la disparidad entre cadenas y medios. Vería un problema si todas opinaran igual.

    ResponderEliminar
  22. Es cierto que hoy en día la información no es objetiva. Debería de llegarnos tal cuál se produce, sin que nadie le añada ninguna interpretación. Deberíamos ser nosotros como telespectadores o lectores quien la interpretásemos y así crearnos nuestra propia opinión.
    Considero que nosotros mismos tampoco somos imparciales, ya que tenemos nuestros propios intereses, ideales políticos. Así decidimos que cadena de TV, periódico o radio escoger.
    Lo ideal sería contrastar una misma noticia con los diferentes medios de comunicación, así podríamos ver los diferentes puntos de vista sobre esa misma noticia.

    ResponderEliminar
  23. Voy a exponer mi opinión partiendo de dos premisas:
    1-La objetividad es una simple quimera. Un extraterrestre que llegara a la tierra para ver las cargas del 25S desde un montón de cámaras y ángulos podría omitir una opinión cercana a dicha objetividad, pero un ciudadano que viva en la tierra, que reciba opiniones tan dispares de los diferentes medios, amigos, familiares etc no podrá omitir jamás una opinión imparcial.
    2- Sergio, has jugado sucio. Una cosa es hablar de diferentes puntos de vista, y otra colgar un video o un artículo de La Razón o Intereconomía (de La Gazeta no había nada, ¿no?). Pasamos de subjetividad a manipulación. Al circo más ridículo visto jamás en un medio de comunicación. Solo recuerdo que, concretamente intereconomía, tiene el dudoso honor de haber demostrado que ni tan siquiera respeta el abc del periodismo (se hizo famoso cuando el programa "El Intermedio" les mandó un video de manera anónima en el que, supuestamente, El gran Wyoming abroncaba a una de sus becarias. El video fué emitido al dia siguiente sin comprobar ninguna fuente. El ridículo de dos días después cuando se descubrió la verdad, demostró su falta de rigor).
    ¿Que solución podemos intentar para no dejar que las futuras generaciones sean títeres en manos de los medios?
    Más educación y menos adoctrinamiento. Intentemos fomentar las conciencias críticas, los pensamientos razonados. Intentemos enseñar a nuestros alumnos a analizar diferentes posturas, diferentes tendencias y en función de ese razonamiento, ser capaz de emitir una opinión con cierto fundamento.
    Desgraciadamente, leyes como la LOMCE, que en su preámbulo (dejando las cosas claras desde el principio) solo habla de conseguir un buen trabajo y ganar mucho dinero, no parecen el mejor camino.

    Jorge Herranz Rodríguez.

    ResponderEliminar
  24. ¿De quién nos fiamos?
    Debemos fiarnos de nosotros mismos, de lo que vemos. Pero no cabe duda que todos nos vemos influenciados de lo que se nos muestra. En muchas ocasiones la única forma de que nos llegue información es a través de los medios, por lo que podemos leer, pero sacar nuestras propias conclusiones.

    ¿Es la verdad lo que se publica?
    Es verdad para quien la escribe. Las opiniones y noticias cambian en función de quien la escriba.

    ¿Existe la objetividad en los medios?
    No puede existir objetividad ya que detrás de los medios hay personas, un grupo con una ideología y esa es la imagen que se quiere dar de toda noticia.

    ¿Hay algún poder detrás de los medios que haga que esta objetividad se vaya al traste?
    Supongo que sí, los directivos de estos medios.

    Laura Díaz Gutiérrez

    ResponderEliminar
  25. Sinceramente creo que la objetividad en el Periodismo no existe. Todo se transcribe desde un punto de vista sesgado, según la persona que lo cuente.
    ¿Cómo enseñamos a nuestros alumnos y alumnas a valorar la verdad?
    Pues dándoles muchos puntos de vistas y enseñándoles a ser críticos, aceptando y respetando sus opiniones desde la infancia.
    Está claro que la información que nos llega está controlada y, aunque no vivimos en un país con una censura exagerada, no nos enteramos de todo lo que pasa y con todos los detalles. Incluso a veces quieren despistar nuestros ojos de los problemas reales fomentando el "pan y los toros", o sea, deportes (fútbol en especial) o faranduleo....
    Hay que empezar a leer mucho y de todo, sin censurar de dónde venga la información. No hay nada malo en leer una biografía de Hitler, si con ello sacamos una buena moraleja.
    Un saludo.

    ResponderEliminar